Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 43 el Sáb Abr 15, 2017 4:58 pm.
Últimos temas
» FOro NUEVO ONCE UPON A TIME CURSE MAGIC
Sáb Feb 22, 2014 7:16 am por Invitado

» Promoción tumblr (normal). Creeper of clovers academy.
Vie Jul 12, 2013 4:46 am por Invitado

» Furia de Héroes, Afiliación élite
Sáb Jun 22, 2013 11:18 am por Invitado

» The Awakening {Af. Élite}
Jue Jun 06, 2013 7:53 am por Invitado

» Always-Rpg {Afiliación Elite}
Dom Mayo 26, 2013 6:03 am por Invitado

» Is time for Oxford[+18]- Foro NUEVO.. Se necesitan Cannos- Normal
Sáb Mayo 25, 2013 9:46 pm por Invitado

» Foro RPG Crossover Naruto/Inuyasha {afiliación normal} cambios generales
Lun Mayo 13, 2013 5:53 pm por Invitado

» El mar está hecho de lágrimas [Soteria & Alex]
Jue Mayo 09, 2013 1:13 am por Alex Maias

» Fairy tales Return (elite)
Sáb Abr 27, 2013 6:14 am por Invitado

Compañeros
Hermanos
7th & Spring

élite
Fruit of the poisonous treePhotobucketBleach Legend StoryRol Pretty Little LiarsFatefulPhotobucketthe game is onAnother PragaImage and video hosting by TinyPicEscrituras ModernasThis is the RequiemHogwarts 3rd GeneraciónLes MiserablesPhotobucketForo de rol Magonia
El diseño y la historia le pertenecen a Juliette Depardieu. Cualquier copia sin autorización será reportada a ForoActivo. Le agradecemos a Grinch7 de DeviantArt por las imágenes. También a SourceCode y a A Thousand Fireflies.

Licencia de Creative Commons
Runaway Train by Juliette Depardieu is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License

Remember || Lock N. Nabokov

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Remember || Lock N. Nabokov

Mensaje por Roxanne M. Novotny el Vie Feb 01, 2013 10:38 am

Runaway Train, 3 meses después de la llegada.
El viento soplaba con fuerza, escuchando a la perfección los silbidos que este me transmitía. Realmente era como si me hablara y me transmitiera una noticia de gran importancia. Lo único que me aportaba es que, con los ojos entrecerrados y mi melena bailando hacia atrás, no hiciera más que maldecirlo. Había salido bien temprano por la mañana de mi apartamento para comprar unas cuantas cosas que me eran necesarias para poder rellenar mi nevera y tener los sustentos suficientes para poder subsistir durante unas semanas más. Iba cargada con una típica bolsa de la compra de papel bastante pesada, mis brazos se estaban resintiendo del peso de esta y andaba por en medio de la carretera, haciendo repiquetear mis tacones contra el suelo de asfalto. Miré a mi alrededor, buscando a alguien. Primero a la derecha. Luego a la izquierda. Y, para terminar y con falta de esperanzas, tras de mí. Pero efectivamente no había nadie. Estaba todo totalmente desierto. Era normal, puesto que a aquellas horas tan tempranas no solía haber nadie por las calles y de por sí ya eramos pocas personas. Negué levemente con la cabeza y sonreí levemente. Era gracioso...hacia unos escasos meses me había encontrado en esta ciudad fantasma sin posibilidades de poder regresar a mi ciudad y aquello en un principio me atormentaba. Mi decisión de volver a empezar de cero iba menguando a medida que descubría que todo aquello era muy extraño. Que jamás iba a acostumbrarme a todo aquel cambio tan repentino. Sin embargo, lo hice. Aquí, haciendo la compra por la mañana y sin preocuparse de que fuera la única que vagaba por las calles. Podría decirse que hasta era placentero encontrarse rodeada de silencio, con la simple interrupción del sonido del viento.

Cada vez me azotaba con más fuerza, llegando hasta a hacer un poco de frío. "Creo que ya va siendo hora de abrigarse un poco". Hice distintas filigranas para poder atarme el cordón de la gabardina sin tirar la bolsa al suelo, parecía una contorsionista. Entonces todo pasó a cámara rápida. El viento me azotó de nuevo, llevando hacia mi rostro toda mi melena pelirroja haciendo que mi campo de visión se viera...un tanto perjudicado. De pronto pisé algo en el suelo, algo bastante grande. ¿Consecuencias? Acabé por caerme de bruces contra el suelo junto con toda la compra. Mi cuerpo toco contra el frío suelo viéndose perjudicado, sobretodo por mis piernas donde salieron unas raspaduras que no tenían buena pinta. El grito que proferí durante ese momento fue bastante fuerte.
-¡Mierda!.- Porque no podía faltar maldecir y cagarme en todos los santos de aquella...¿botella de whisky vacía? Había vuelto a caer por culpa del alcohol, esta vez de forma literal. Era hasta gracioso. Ja, ja, ja...
avatar
Roxanne M. Novotny

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 31/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Remember || Lock N. Nabokov

Mensaje por Lock N. Nabokov el Vie Feb 01, 2013 4:14 pm

Aquel lugar podría llegar a proporcionarle escalofríos. A penas había encontrado a nadie en aquella nueva ciudad. Y seguía sin entender muy bien aquella oportunidad que había aceptado. Aunque, ¿qué había esperado de un misterioso sobre blanco? La mente de Lock se centro en su padre, en las palabras que le había dicho antes de marcharse del hospital. ¿Y si todo aquello había sido una estratagema para que fuera el quien se marchara? Después de todo conocía el aprecio que su padre había comenzado a sentir por la ciudad en la que habían pasado los últimos tres años. Su padre bien había podido montar todo aquello del sobre misterioso para que se marchara, y él pudiera seguir con su puesto de coronel como si nada hubiera pasado. Confiaba en que se hubiera encargado de tapar su gravísimo error. Después de todo lo único que le importaba a John Nabokov era mantener las apariencias, hacer creer a los demás que su familia estaba unida, aun cuando cada uno se encontraba por un lado, que eran la familia perfecta. O al menos que lo habían sido antes de abandonar a su madre. John siempre contaba una mentira por cada ciudad que visitaban, a Lock siempre le había costado algo de trabajo mantener la boca cerrada y seguir la corriente de la situación.

Pero ahora que estaba solo eso no tenía ningún sentido. Podía gritar a los cuatro vientos que no tenía una familia, que no sabía lo que era el amor, y no le importaría. Sin embargo, a diferencia de lo que había anhelado cuando era una crío, Lock no deseaba eso. Ya no quería sentir el abrigo de una familia, esa ala protectora. Al joven le gustaba la libertad a la que se había acostumbrado, aquella libertad que le proporcionaba tomar sus propias decisiones. Podía notar el momento en el que su bastón tocaba el suelo por la presión que hacía contra la palma de su mano. Nunca le había justado aquel instrumento, lo había visto anticuado, para viejos que apenas se podían mantener. Pero si quería andar, debía usar eso. Sus piernas, al cabo de unos momentos, comenzaban a quejarse cuando andaba. Se cansaban demasiado rápido de aguantar el peso de su cuerpo. Con un simple movimiento se lo cambio de mano. Más que el bastón de madera tallada que había conseguido antes de subir al tren, lo que necesitaba eran unas muletas, pero si odia aquel trozo de palo más iba a odiar tener que usar dos. Pero aun así, eran sus dos piernas las que se quejaban de aquella manera. Y él debía aguantar.

Apenas llevaba doce horas deambulando por la ciudad "fantasma" y casi había averiguado como funcionaba todo. Su primer impulso había sido dirigirse a la tienda de licores a por algo fuerte que quizás lo hiciera entrar en razón, y también que pudiera calentarle el cuerpo. Al ver que no había ley, ni dinero... Lock se había acercado a por medicamentos. Si bien no conocía aquel lugar, o lo que estaba pasando allí. Era mejor que se preparara. Aun tenía que comprobar el lugar en el que encajaba la llave que había encontrado en el segundo sobre. Pero antes, iba a inspeccionar un poco todo. No había nacido tan estúpido como para confiar en aquella extraña situación. Se paso una mano por el pelo intentado controlar aquella sensación que venía sintiendo, era algo extraño, desde que había salido de aquel edificio que pretendía ser algo parecido a una farmacia. En ese instante, en el que había levantado la vista, se había fijado que había alguien en el suelo, no muy lejos de donde se encontraba. ¡Por fin alguien! Se había acercado como el que pasea por cualquier calle conocida, despacio. Al ver la melena roja y la figura de la joven, solo una imagen le vino a la mente. Su desaparecida protegida. Instado por el impulso que sintió, o algo parecido, dejo caer su cuerpo sobre el bastón y tendió una mano a la joven para ayudarla a levantarse. Esperando con eso llamar su atención. -Creo que necesita ayuda.- De normal su actitud hubiera sido pasar de largo. Pero con aquella melena roja al viento, no podía pensar más que en Roxanne. Y eso provoco que los pocos modales que tenía hicieran acto de presencia.
avatar
Lock N. Nabokov

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 31/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Remember || Lock N. Nabokov

Mensaje por Roxanne M. Novotny el Vie Feb 01, 2013 5:00 pm

Naranjas rodando por el suelo, bricks de leche deformados y esparciendo leche por el asfalto, un bote de pepinillos haciendo una carrera con las naranjas...Me eché a reír amargamente para, segundos después, poner una cara de pocos amigos. "Genial, todo se ha ido a la mierda". Observé la botella de whisky a escasos centímetros de mi, riéndose de mi. La cogí y, con gran fuerza, la envió a la otra punta de la calle yendo a parar cerca de unos contenedores y rompiéndose en pedazos contra el asfalto. Respiré profundamente, aquello pareció que me hiciera sentir más serena al poder desahogar mi mala leche. Me paré a analizar la situación y la posición en la que estaba. Seguro que hubiera sido una de esas caídas dignas de haberse grabado y de haber visto en aquellos programas que, durante todas las madrugadas, retransmitían vídeos caseros de pobres desgraciados que se caían al suelo de forma ridícula. Recordaba que siempre me los tragaba cada noche que volvía de hacer un trabajillo, nunca podía dormir. La televisión...oh, Dios mio, como la echaba de menos. Tenía una televisión en el apartamento que le había tocado, el mismo al cual correspondía la llave que le había sido otorgada años atrás en aquel tren de mala muerte. Pero, cada vez que a ella se le ocurría encenderla y poner algún canal, lo único que se veía era nieve. Parecía que alguien se estuviera riendo de mi...

El viento seguía soplando con fuerza, haciendo que las cosas que se me habían caído siguieran rodando a toda prisa y desaparecieran de mi vista. Mi cabello estaba totalmente revuelto de forma salvaje, impidiendo que pudiera ver con claridad y ocultando mi rostro. Me pareció escuchar un sonido a lo lejos, sonido que ignoré por completo.
-Bueno chica, creo que tarde o temprano te tendrás que levantar.- Me dije a mi misma. Si, durante aquellos tres meses había tenido la fantástica costumbre de ponerme a hablar sola. Era curiosos porque antes no lo hacía y, quienes lo hacían a mi alrededor, los tomaba por lunáticos. Tal vez se estuviera volviendo loca. Aunque era normal, dado que llevaba tiempo viviendo sola y teniendo el contacto mínimo con el resto de gente de aquella ciudad fantasmal. Cuando apoyé mis manos para levantarme y rogando no sentir ningún dolor por ningún sitio, escuché una voz a mi lado. Me sobresalté levemente y observé unos pies delante de mi, acompañados de un bastón. ¿Se trataba de un hombre mayor? Su voz no lo parecía, por lo menos. Me agradaba por fin haberme encontrado con alguien, y encima amable. Tomé su mano levantándome poco a poco, sintiendo una leve punzada en la pierna derecha justamente donde tenía una herida. Al levantarme por completo, aparte mi larga melena, mostrando mi rostro para poder ver a aquella persona tan amable y regalarle una de mis sonrisas. No solía hacerlo pero, aquel hombre se lo merecía. Entonces mi corazón se paró en seco.



avatar
Roxanne M. Novotny

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 31/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Remember || Lock N. Nabokov

Mensaje por Lock N. Nabokov el Dom Feb 03, 2013 5:06 pm

Mientras se acercaba Lock pudo ver como la joven tira con cierto enfado una botella de cristal lejos de ella. ¿Podía ser Roxanne? Su protegida pelirroja jamás habría hecho algo así. O al menos la que él había llegado a conocer. Ella habría amado aquella botella, porque habría sido la que habría vaciado de un solo trago. Sin embargo era su pelo el que le hacía recordar los momento que había pasado con la joven, cuando había sido un policía. Pero intento no pensar en eso. De que le servía traer a su mente aquello recuerdos que le dolían tanto. Había aceptado la pregunta que había en aquel sobre. Había aceptado una nueva oportunidad y eso para él significaba no tener que pensar en lo que había hecho en su pasado. No pensar más en lo que había dejado atrás. En su padre, en las peleas que en ese mismo instante echaba de menos, ni en su puesto... No podía pensar en esas cosas. No aun cuando acababa de entrar en su nueva vida. O al menos eso es lo que intentaba. Necesitaba sentirse bien y aquel acto de buena voluntad iba a lograr eso en él. O al menos era lo que esperaba.

Cuando la joven se quito la melena del rostro no pudo evitar abrir la boca. Era ella. Si bien su melena la había delatado. Era su joven protegida. Aquella pelirroja que había desaparecido de su vista hacía tres meses. Algo en su interior había sabido que la encontraría en aquel lugar al ver el billete de tren y la misteriosa nota. Pero otra parte le había justificado lo poco probable de que eso sucediera. Y aun después de las horas que había pensado en el lugar donde la podría volver a encontrar, o en como estaría. E incluso de las veces que había pensado en si estaría en aquella ciudad mientras viajaba en el tren. Lock jamás había pensado que la encontraría de aquella manera. Alejando de ella una botella de alcohol y tirada sobre la acera. -Supongo que debería decir algo más que un simple: Hola. Pero creo que no me salen más palabras.- Si que podían salir le más palabras. Pero todas las que quería de salir de su boca eran gritos, quería preguntarle porque narices no había acudido a él cuando había recibido el sobre blanco, porque no le había avisado antes de irse. Preguntarle porque había aceptado una oportunidad que la llevaría lejos de él. Pero decidió no hacer. Contener aquella preguntar que quizás haría que acabaran discutiendo era quizás la mejor decisión. Después de todo habían vuelto a verse, aun cuando él casi se había resignado a aceptar que la había perdido. Además de que ella era la primera persona que veía en aquel lugar. Y necesitaba que alguien le explicara que demonios estaba pasando allí y que era ese pueblo fantasma. -¿Estas bien?- Le pregunto con cierta preocupación al ver como sangraba una de sus rodillas. Aun le quedaban un par de pastillas para el dolor que se había llevado de su piso antes de subir al tren. Para sus propios dolores. Pero siendo ella, no le iba a importar mucho compartirlas. Además así podría prolongar su conversación y que ella le diera la información que necesitaba.
avatar
Lock N. Nabokov

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 31/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Remember || Lock N. Nabokov

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.