Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 12 el Mar Ene 29, 2013 9:31 am.
Últimos temas
» FOro NUEVO ONCE UPON A TIME CURSE MAGIC
Sáb Feb 22, 2014 7:16 am por Invitado

» Promoción tumblr (normal). Creeper of clovers academy.
Vie Jul 12, 2013 4:46 am por Invitado

» Furia de Héroes, Afiliación élite
Sáb Jun 22, 2013 11:18 am por Invitado

» The Awakening {Af. Élite}
Jue Jun 06, 2013 7:53 am por Invitado

» Always-Rpg {Afiliación Elite}
Dom Mayo 26, 2013 6:03 am por Invitado

» Is time for Oxford[+18]- Foro NUEVO.. Se necesitan Cannos- Normal
Sáb Mayo 25, 2013 9:46 pm por Invitado

» Foro RPG Crossover Naruto/Inuyasha {afiliación normal} cambios generales
Lun Mayo 13, 2013 5:53 pm por Invitado

» El mar está hecho de lágrimas [Soteria & Alex]
Jue Mayo 09, 2013 1:13 am por Alex Maias

» Fairy tales Return (elite)
Sáb Abr 27, 2013 6:14 am por Invitado

Compañeros
Hermanos
7th & Spring

élite
Fruit of the poisonous treePhotobucketBleach Legend StoryRol Pretty Little LiarsFatefulPhotobucketthe game is onAnother PragaImage and video hosting by TinyPicEscrituras ModernasThis is the RequiemHogwarts 3rd GeneraciónLes MiserablesPhotobucketForo de rol Magonia
El diseño y la historia le pertenecen a Juliette Depardieu. Cualquier copia sin autorización será reportada a ForoActivo. Le agradecemos a Grinch7 de DeviantArt por las imágenes. También a SourceCode y a A Thousand Fireflies.

Licencia de Creative Commons
Runaway Train by Juliette Depardieu is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License

Couldn't get away || Chandry A. Depardieu

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Couldn't get away || Chandry A. Depardieu

Mensaje por Juliette Depardieu el Dom Feb 17, 2013 7:26 pm


Couldn't get away
atardecer Θ templado Θ CEMENTERIO Θ chandry a. depardieu

Comenzaba a adaptarse a ese lugar. Comenzaba a entenderlo, su funcionamiento. Comenzaba a conocer personas, a formar un nuevo estilo de vida. Estaba empezando de nuevo como decía la carta, estaba aprovechando su última oportunidad, como aconsejaba la segunda carta... ¡Patrañas! Todo lo que quería era salir de ese lugar, volver a Francia, volver a su rincón de mierda. Volver a su apartamento lleno de jeringas, mugre y ratas. Lleno de sangre, condones usados y frascos de pastillas vacíos. A ese colchón raído y viejo que ni siquiera tenía sábanas pero sí manchas de todo tipo. Quería volver a su desgracia, ella era feliz dentro de su miseria y recién se daba cuenta de ello. Dicen que no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes, pues sin duda Juliette no sabía lo que tenía en esa pocilga hasta que la perdió. Para una persona normal, ese razonamiento sonaba ilógico y estúpido. ¿Qué clase de enfermo masoquista querría volver a un lugar así, a una realidad así? La clase de Juliette, esa clase de enferma masoquista. Era consciente de que tenía problemas, de que lo que sentía respecto a lo que le estaba pasando no estaba bien, pero no le importaba. Lo único que quería era que le devolvieran su miseria.

Apenas había pisado su apartamento para dejar sus cosas. Ni siquiera conocía a sus compañeros de piso, tan sólo sabía que los tenía porque habían dos cuartos más en su casa. No tenía ningún interés en conocerlos, tampoco, no quería socializar. No quería hacer amigos, no quería llevarse bien con la gente, no quería tener nada que ver con ese lugar, sólo quería largarse cuanto antes. Pasaba cada medianoche en el punto exacto donde la había dejado aquel tren, con la esperanza de que volviera a buscarla, pero jamás aparecía cuando ella estaba, era como si supiese que la estaba esperando por lo que cambiara la hora de su llegada, pues seguían llegando nuevas personas a la ciudad, por lo que el tren tenía que llegar al andén en algún momento. Pero Juliette se frustraba cada noche esperándolo, con esa tonta esperanza, como si fuera tan fácil.

Había pasado aquella mañana tocando la guitarra tirada en la calle, llamando la atención de los transeúntes, pero bastaba con una fulminante mirada de Juliette para avisarles que no se tenían que detener a escucharla y tenían que seguir su camino. A Juliette no le interesaba la atención cuando tocaba, ella tocaba para ella, no para los demás. Lo hacía porque le llenaba el alma, porque la música le llegaba al corazón, no porque un imbécil le pidiera que tocara Wonderwall de Oasis como si ella fuera una jodida rocola. Ella no era ningún CD. Además, por lo general tocaba cosas que ella misma componía, y esas cosas no siempre le gustaban a los demás. Ella tenía un estilo muy... particular, por llamarlo de alguna forma. Pero tocaba del corazón y eso era lo importante, ¿no? Al menos eso era lo que siempre decían los grandes músicos.

Cuando se cansó de tocar en la calle, el sol ya estaba bajando. Decidió ir a recorrer, como siempre, buscando una salida de ese lugar. Se colgó la guitarra al hombro y comenzó a caminar arrastrando los pies, rendida, ya con poca expectativa. Ya no esperaba realmente encontrar lo que buscaba, estaba a punto de rendirse. A lo lejos, divisó un lugar que aún no había visitado. Apretó el paso y al llegar, se encontró con un cementerio. Sonrió, le encantaban los cementerios. Pero, al recorrer las tumbas, pudo notar que ninguna tenía nombre. Estaban todas vacías. Eso la asustó un poco. ¿Acaso esas tumbas estaban para los residentes de la ciudad? ¿Quién los iba a enterrar? No importaba, no había tiempo de pensar en eso. Estar en un cementerio sólo le recordaba que los restos de su padre se pudrían en uno y eso la ponía de muy buen humor. Se sentó sobre el mármol de una tumba y se puso la guitarra en la falda.
- Oh Jacques, oh Jacques, como puerco yacerás... -comenzó a cantar alegremente, acompañando con acordes mayores que le daban una tonalidad vital.
Credits to Rapture

_________________

rumor has it she's a mess

Juliette Depardieu
Admin

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 30/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Couldn't get away || Chandry A. Depardieu

Mensaje por Chandry A. Depardieu el Lun Feb 18, 2013 12:42 pm

Al fin, ¡al fin! Después de llevar casi una semana allí, al fin había conseguido ver las estrellas en aquel maldito cielo que, por lo demás, siempre estaba nublado.
Para alguien como yo, que amaba mirar las estrellas, cuyo pasatiempo predilecto era probablemente buscar viejas historias en ellas, que no se asomaran nunca tras las nubes era el peor castigo que se podría esperar.

Sí, justo la noche anterior, había visto las estrellas de una buena vez. Ya las echaba de menos.
Y allí estaban, tan brillantes, cálidas, y conocidas como siempre. Un punto de referencia, un hogar, en aquel nuevo mundo extraño y sobrecogedor en el que me encontraba por suerte o desgracia.

Así que aquel día había salido de nuevo a explorar la ciudad, sin la más mínima precaución, sin más arma que el cuchillo con el que le había cortado el mechón de cabello a Sophie. El mismo mechón de cabello rubio que llevaba en el colgante plateado que me colgaba siempre del cuello.
Por puro sistema, abrí el colgante y acaricié el mechón con un suspiro. Seguía tan suave como la seda, era tan suave como lo recordaba.

Entre vagabundeo y suspiros de melancolía, y algún ocasional descanso para tratar de contener las lágrimas que intentaban una y otra vez, irremediablemente, de escapar de mis ojos, pasó el día.
Joder, ¿pero es que no va a anochecer nunca? En realidad, aquel día estaba resultando exactamente igual que el anterior. ¿La diferencia? Que aquel ya tenía algo que hacer, una expectativa: quería que salieran las estrellas de una maldita vez.

Pero el tiempo parecía no pasar, y por ello, comencé a buscar algún lugar desde donde ver las estrellas, si es que salían aquella noche. En un principio, no tuve suerte, porque yo no quería cualquier lugar, no; no quería un buen lugar, quería el lugar idóneo.
Y visto lo visto, aquello no se podía encontrar en Runaway City.

¿Pero es que no hay ni un maldito sitio adecuado para sentarse tranquilamente a observar el cielo? ¿Y qué, no va a anochecer nunca? Mis pensamientos no tardaron en silenciarse, pues a lo lejos me pareció ver algo similar a una colina. No podía estar segura, pero de todas formas, me acercé velozmente hacia allí.
¡Cuán terrible fue mi decepción al descubrir que, como debía haber supuesto, no era ninguna colina! Era una lápida. Y desde luego, no estaba tan lejos como yo había pensado.

Lo cierto era que me agradaban los cementerios, de algún modo. Me sentía segura en ellos, curiosamente. Eran lugares tenebrosos, pero serenos, buenos para pensar y relajarse, para tomar conciencia de la muerte que nos espera a todos.
Pero aquel cementerio era distinto. Tenía algo que le daba mala espina. Y no era sólo el ambiente, más inquietante de lo normal, sino las lápidas repartidas por el suelo... todas sin nombre.

Estaba a punto de dar la vuelta, lista para seguir buscando un lugar para ver las estrellas en otro sitio (preferiblemente lejos, muy lejos, de allí), o incluso para olvidar el tema (puesto que parecía que no iba a anochecer nunca), cuando escuché una voz francamente bonita, con tono estremecedoramente alegre para las circunstancias, cantar algo que me puso los pelos de punta:

-Oh Jacques, oh Jacques, como puerco yacerás...

Si hubiera tenido algo en la boca en aquel momento, sin duda alguna me habría atragantado. ¿Pero qué cojones...? Lo primero que se me pasó por la mente fue algo tan descabellado que lo rechacé de inmediato. Pero cuando me acerqué lenta y cuidadosamente a la figura que cantaba con una guitarra en la falda, descubrí que mis primeras impersiones habían sido acertadas.
Era la persona a la que había estado buscando tanto tiempo, la persona por la que había removido cielo y tierra, la persona a la que había dado por perdida...

-Juliette...-murmuré, con la voz temblándome ligeramente.

No puede ser. ¿Qué es este lugar? ¿Qué es lo que está pasando? Me pregunté por primera vez. Quizás estábamos ambas muertas. Sí, sería eso. Era la explicación más lógica, y por el momento, la aceptaría; tenía cosas más importantes en las que pensar.
No sabía si mi "querida" hermanastra me había oído, y por ello decidí hacerme la despistada. ¿Y ahora qué? ¿Qué hago, qué le digo? No puedo contárselo todo de buenas a primeras.

-Hola...-saludé, con voz más débil de la que me hubiera gustado.

Chandry A. Depardieu

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 17/02/2013
Localización : Entre tus piernas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Couldn't get away || Chandry A. Depardieu

Mensaje por Juliette Depardieu el Mar Mar 26, 2013 1:30 pm


Couldn't get away
atardecer Θ templado Θ CEMENTERIO Θ chandry a. depardieu

Las cuerdas vibraban bajo sus dedos con alegría. Re, Sol, La, todos los acordes alegres que se le ocurrían eran interpretados en su guitarra. Iba improvisando la letra llena de improperios e insultos hacia su difunto padre, que gracias a ella se pudría en un ataúd. Las palabras salían una tras otra, sin parar. Siempre se le había dado bien improvisar, era uno de sus grandes talentos de los que se pavoneaba. Pero teniendo a su padre de inspiración, es podía durar horas, días. En inglés, en español, en francés, le sobraban las palabras para ofender al difunto que había arruinado su vida de tantas formas. Juliette le guardaba rencor a muchas personas, su corazón estaba lleno de ese sentimiento a decir verdad. Pero no había nadie a quien le guardara más rencor que a su padre. Incluso después de muerto, incluso después de haber obtenido su venganza, para ella no era suficiente.

Soñaba con abrir su tumba y encontrar su cadáver siendo devorado por los gusanos. Soñaba con escupir una y otra vez sobre él, se merecía algo peor que la muerte. Recordó aquel día que había intentado decirle a su madre que él abusaba de ella. Marianne le había dado una bofetada y le había hecho jurar que no volvería a decir esas mentiras atroces sobre su padre, aunque ella bien sabía que eran ciertas las acusaciones, simplemente se negaba a creer que estaba casada con semejante monstruo. Entre sus cavilaciones, pudo jurar que alguien llamaba su nombre, pero probablemente era una de las alucinaciones del síndrome de abstinencia que comenzaba a hacerse presente. Sacudió la cabeza como si eso pudiera ahuyentarlas y decidió que era hora de dejar de tocar por un rato. Depositó la guitarra sobre el pasto al lado de la tumba y se acostó sobre el mármol. Era el primer momento de tranquilidad que tenía desde que había llegado y fue interrumpido por una vocecilla que la saludaba tímidamente.

Juliette, casi gruñendo, se incorporó lentamente y analizó de arriba a abajo a su acompañante. No pudo evitar notar el parecido con ella misma en la adolescencia. Esa chica no pasaba de los dieciocho, ¿qué hacía allí? ¿Y qué tan tonta era para meterse con Juliette en su momento de tranquilidad? Vale, ella no se había "metido" con Juliette precisamente, había sido un saludo amigable, pero lo que la pobre chica no sabía era que prácticamente cualquier palabra de un desconocido provocaba a Juliette.

Se acercó a ella como un león se acerca a su presa, acechándola, sin dejar de mirarla, hasta estar a unos centímetros de ella.
- ¿Se te perdió algo, enana? -masculló con tono hostil. Si Juliette hubiese sido un perro, ya hubiera estado mostrando los dientes y a punto de morderle el rostro.
Credits to Rapture

_________________

rumor has it she's a mess

Juliette Depardieu
Admin

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 30/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Couldn't get away || Chandry A. Depardieu

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 2:54 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.