Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 43 el Sáb Abr 15, 2017 4:58 pm.
Últimos temas
» FOro NUEVO ONCE UPON A TIME CURSE MAGIC
Sáb Feb 22, 2014 7:16 am por Invitado

» Promoción tumblr (normal). Creeper of clovers academy.
Vie Jul 12, 2013 4:46 am por Invitado

» Furia de Héroes, Afiliación élite
Sáb Jun 22, 2013 11:18 am por Invitado

» The Awakening {Af. Élite}
Jue Jun 06, 2013 7:53 am por Invitado

» Always-Rpg {Afiliación Elite}
Dom Mayo 26, 2013 6:03 am por Invitado

» Is time for Oxford[+18]- Foro NUEVO.. Se necesitan Cannos- Normal
Sáb Mayo 25, 2013 9:46 pm por Invitado

» Foro RPG Crossover Naruto/Inuyasha {afiliación normal} cambios generales
Lun Mayo 13, 2013 5:53 pm por Invitado

» El mar está hecho de lágrimas [Soteria & Alex]
Jue Mayo 09, 2013 1:13 am por Alex Maias

» Fairy tales Return (elite)
Sáb Abr 27, 2013 6:14 am por Invitado

Compañeros
Hermanos
7th & Spring

élite
Fruit of the poisonous treePhotobucketBleach Legend StoryRol Pretty Little LiarsFatefulPhotobucketthe game is onAnother PragaImage and video hosting by TinyPicEscrituras ModernasThis is the RequiemHogwarts 3rd GeneraciónLes MiserablesPhotobucketForo de rol Magonia
El diseño y la historia le pertenecen a Juliette Depardieu. Cualquier copia sin autorización será reportada a ForoActivo. Le agradecemos a Grinch7 de DeviantArt por las imágenes. También a SourceCode y a A Thousand Fireflies.

Licencia de Creative Commons
Runaway Train by Juliette Depardieu is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License

Juliette Depardieu || ID.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Juliette Depardieu || ID.

Mensaje por Juliette Depardieu el Dom Ene 27, 2013 4:26 pm



Juliette Depardieu




Datos principales:


  • Nombre Completo: Ann Juliette Depardieu Ulliel
  • Edad: 20 años
  • Nacionalidad: Francesa
  • Grupo: Easier than dealing with the pain
  • Orientación sexual: Bisexual


Personalidad


«A walking disaster, the daughter of all bastards»

Podemos comparar a Juliette con un rompecabezas de 1500 piezas. Cada pieza escondida en alguna parte de su ser, cada pieza oculta al ojo del observador. Lograr armar el rompecabezas es algo imposible, una tarea eterna, está divida en tantas partes que muchos se rinden al intentar armarla. Y ella lo prefiere así. Juliette de simple no tiene nada, es una muchacha extremadamente compleja y esto se nota al escucharla hablar por primera vez. Juliette es seria y cerrada. Una sonrisa en ella aparece con la misma frecuencia que una luna azul.

«Rumor has it she's a mess»

Juliette es una mezcla de indiferencia, rebeldía y locura, una combinación bastante peligrosa. Juliette lleva una máscara de fría indiferencia a cada lugar que va. No importa si te estás desangrando frente a sus ojos, ni siquiera alzará sus cejas. No tiene problemas en cometer un crimen, no tiene problemas a la hora de asesinar a sangre fría porque no hay nadie en este mundo a quien realmente quiera, nadie que le importe. Individualista y egoísta, tiene un complejo de superioridad mezclado con una muy baja autoestima. Eso se traduce en que se odia, sin embargo piensa que es mejor que los demás. En ocasiones tiene ciertos delirios de megalomanía, en los cuales cree que puede hacer absolutamente todo y que nadie la puede detener. Y, en la mayoría de los casos, es así. Es común que Juliette se salga con la suya, porque utiliza todas las armas que tiene para lograrlo, incluida su enorme inteligencia. La mujer es brillante, astuta y perspicaz. Un detector de mentiras humano, también. No hay mentira que ella se crea, simplemente es demasiado inteligente para que alguien pueda engañarla. O eso cree, al menos. Una muchacha impredecible, explosiva. Es imposible saber cuál será su próximo movimiento pues no suele actuar como una persona normal, ella es única y no en un buen sentido. A su alrededor hay que cuidar las palabras, porque cualquier chispa hace que ella se encienda y la agresividad es su especialidad. Una muchacha que se regocija en la adrenalina de una pelea, a la que le encanta sentir la sangre brotar de su nariz, la que cree que un labio partido es sexy. Tiene un lado masoquista, disfruta del dolor. La violencia la excita, adora las peleas y es algo de lo que no le gusta estar alejada. Incluso cuando pierde, ella disfruta como un niño en un carrusel.

«You will bring beauty from pain»

Juliette encuentra la belleza y el romanticismo en la autodestrucción. Cuanto más nocivo para ella, mejor. Le gusta sufrir, lastimarse, sangrar. Porque la hace sentir viva, porque cada corte que ella hace en su muñeca es un recordatorio de que aún corre sangre por sus venas, que su corazón aún late. Lo mismo con su amada heroína, y con cada droga que consume. Para sentirse viva y para evadir sus problemas. Porque si, es experta en meterse en problemas y necesita de vez en cuando algo que la haga olvidarse de ellos. Juliette es una máquina de crear caos y distorsión, un mal augurio, alguien que solo sirve para eso: para dar problemas. Juliette es la chica de la que te advirtieron cuando eras pequeño. Ella es un peligro para sí misma por ende, un peligro para los demás.

«I belong to the blank generation»

A pesar de todo, podemos considerar que Juliette tiene un espíritu revolucionario, hay ocasiones en las que Johnny Rotten la posee y no hay quien la pare. Rechaza la mugrosa sociedad en la que vive, los dogmas, las masas, la gente de clase alta. El elitismo es algo que repudia y luchará contra él por el resto de su vida. Jamás se dejará llevar por la multitud y es una líder innata, si no fuera una drogadicta con la vida arruinada probablemente hubiera sido la líder de una revolución anarquista. Tiene ideales fuertes y bien marcados, es casi imposible hacer que cambie de opinión acerca de lo que piensa, es testaruda y terca como una mula. Tiene el orgullo por las nubes y le es difícil tragárselo. Rara vez pide perdón ya que rara vez que arrepiente de las cosas que hace. El cliché de Carpe Diem le queda como anillo al dedo, vive como si fuera su último día porque perfectamente puede serlo. Nunca se sabe cuándo va a decidir que es hora de terminar con su vida.

«No feelings for anybody else»

Bien, hablemos de Juliette y la convivencia día a día. Básicamente, Juliette es una muchacha callada y sombría, de esas que solo hablan cuando tienen que hacerlo y suelen decir cosas profundas o amenazantes. No le gusta socializar, por lo que trata a las personas con extrema indiferencia y/o sarcasmo. Es honesta al cien por ciento, no tiene pelos en la lengua a la hora de decir una verdad y jamás trata de suavizar sus palabras, lo cual suele caerle mal a la mayoría de las personas. Pero ella se rige por la frase "la verdad no ofende". Y si te ofende, te lo aguantas. Tiene mil y un barreras que la protegen de acercarse demasiado a alguien, y a decir verdad, eso solo a pasado muy pocas veces. Pero a pesar de toda su locura, Juliette sabe ser una buena amiga. Fiel a los suyos y muy cómplice, el tipo de chica que te ayudaría a enterrar un cadáver. Está en las buenas, en las malas y en las peores. Es una buena consejera, siempre y cuando estés preparado para escuchar palabras duras. Porque no, ella no acariciará tu cabello y te dirá que todo estará bien. Ella te dirá exactamente lo que piensa te guste o no. Algunos cuentan que alguna vez en su vida llegó a ser tierna, incluso cariñosa, y es cierto. Ella sabe ser de esta manera, pero es prácticamente imposible que encuentre a la persona con quien serlo. Sólo estuvo enamorada una vez y ese amor casi la lleva al suicidio, así de apasionada es. Ahora está cerrada al amor, pero no al sexo. El sexo para ella es un arma para conseguir lo que quiere, y siempre termina funcionándole. Chicas, chicos, ella no le hace asco a nada. Si está caliente y estás en su camino, no dudes que terminarás entre sus sábanas. Es una fiestera empedernida, toda su fachada de chica mala se va cuando el alcohol se empieza a repartir y la música empieza a sonar.

«I wanna destroy the passer by»

Enemigos. ¿Qué sería de la vida de Juliette sin enemigos? Sin gente que intente atormentarla, sin gente con quién pelear. Dios, a ella le encantan sus enemigos. Le encanta hacerles la vida imposible, le encanta hacerlos sangrar, le encanta tener sexo violento con ellos. Las relaciones amor/odio son sus preferidos, de eso no hay duda. Eso sí, una cosa es meterse con ella y otra meterse con uno de sus protegidos. Si te metes con alguien que está bajo su ala, sufrirás. Y la enferma Juliette es capaz de cualquier cosa por una venganza, está obsesionada con ese concepto y no tiene límites ni escrúpulos. Ella no conoce la piedad, ni el olvido, ni el perdón. Así que cuida con quién te metes, si no quieres terminar en las manos de esta muchacha.




Historia


Juliette nació un lluvioso 15 de septiembre en el año 1992. Fue dada a luz en el Primer Hospital de Brest, una pequeña localidad de Finisterre, Francia. Sus padres, Jacques Depardieu y Mariane Ulliel, eran dos adinerados empresarios franceses que la recibieron en un hogar lujoso, lleno de falsedad y superficialismo. Desde pequeña, a Juliette intentaron inculcarle valores deplorables, querían hacerle creer que ella era superior a causa de su posición económica, que el color de su piel la hacía una persona de clase, que su ropa demostraba que provenía de una buena familia. Pero ella jamás escuchó una sola palabra de lo que su familia le decía, siempre fue demasiado inteligente como para tragarse las mentiras que sus padres creían con tanta alegría e ignorancia. A la familia Depardieu le fascinaba jugar a aparentar que eran la familia perfecta, que todo funcionaba a la perfección en su perfecto mundo. Pero era cuestión de mirar un poco más de cerca para ver lo que en realidad sucedía. Sus padres apenas se hablaban y, cuando lo hacían, los gritos reinaban en la mansión Depardieu. No tomó mucho tiempo para que su padre comenzara a golpear a su madre, la cual cubría sus moretones con maquillaje y decía que era muy torpe últimamente frente a sus amigas. Su padre se volvía día a día más violento, era un hombre corpulento al que era casi imposible enfrentarse. Y pronto golpear a su mujer dejó de satisfacer sus deseos sádicos, por lo que llevó su atención a la princesa de la casa, Juliette.

Era una madrugada fría cuando él apareció en su cuarto. Ella tenía tan sólo nueve años, aún conservaba la inocencia de una niña que fue arrebatada esa noche. Su padre se metió en su cama y abusó sexualmente de ella, colocando una mano sobre su boca para que no gritara y amenazándola para que no dijera nada. Juliette esperaba que este fuera un episodio aislado, pero sus esperanzas quedaron destrozadas cuando a la noche siguiente su padre volvió a su cuarto, y a la siguiente y a la siguiente. Juliette hacía lo posible por pasar el menor tiempo posible en la mansión. Comenzó a ir a la biblioteca pública, en donde encontró su pasión por la literatura y la filosofía. Pasaba horas leyendo clásicos como "Cien Años de Soledad" o ensayos de filosofía de Platón. También la niña solía visitar una tienda de música en donde los empleados le enseñaron a tocar la guitarra y el bajo. Con mucha persistencia y amenazando a su padre, logró que le compraran estos dos instrumentos y eran ellos su refugio cuando se encontraba en su casa.

Así pasaron los años. Juliette y Mariane sufriendo los abusos de un hombre enfermo sin poder hacer nada. Era lógico que, con el trato que recibía, Juliette no iba a ir por buen camino. En cuanto comenzó la secundaria en Francia, a los 13 años, comenzó a juntarse con chicos mayores. Ellos le enseñaron un mundo totalmente distinto. La llevaron a los barrios bajos, le enseñaron lo que era la vida en la calle, sin ataduras ni jefes, y por sobre todo, le dieron drogas. Sí, con tan sólo 13 años Juliette ya era toda una degustadora de drogas. Y al cumplir los 14, obtuvo un regalo por parte de esos "amigos" que la condenaría por el resto de su vida: una dosis de heroína. Ellos la convencieron de que huyera de casa y fuera a vivir con ellos a una pensión en un barrio de mala muerte. Y Juliette lo hizo, porque cualquier cosa era mejor que ese infierno de mármol al que llamaba hogar.

Los chicos la adoptaron como una hermana menor. Le enseñaron a robar, a mentir, y hasta a prostituirse para conseguir dinero para drogas y alcohol. Con 16 años, Juliette ya era una con la calle. Ya sabía todos sus secretos, conocía todos los callejones oscuros, sabía quiénes de la clase alta iban a satisfacer sus vicios y necesidades a su barrio. Y también sabía que su padre aún la estaba buscando. Si alguien se llegaba a enterar que el poderoso Jacques Depardieu abusaba sexualmente de su hija, su reputación se iría por la borda. Y siempre dicen que el que busca, encuentra.

Era una noche lluviosa como todas las noches en Finisterre. Las calles estaban oscuras a causa de una tormenta eléctrica que había azotado a todo el barrio y Juliette caminaba empapada hacia el apartamento cuando sintió que alguien la seguía. Volteó y vio una limusina siguiéndola. Gruñó por lo bajo y metió su mano en el bolsillo de sus jeans, tanteando su navaja. Esa noche no estaba para atender ricachones. Escuchó que se detenían a sus espaldas y abrían la puerta del auto.
- No hay servicio, puerco, lárgate -dijo al sentir pasos acercarse a ella.
- ¿Llamas puerco a tu propio padre? -le respondió Jacques. Juliette quedó petrificada por unos segundos, pero no lo pensó dos veces. Sacó su navaja y le dio siete puñaladas en el estómago al ver esa sonrisa cínica en el rostro de aquel monstruo. Lo mató en el acto. Era su primer asesinato. Se quedó allí, mirando el cadáver, hasta que reaccionó y vio al chofer de su padre llamando a la policía. Soltó la navaja y hecho a correr lo más rápido que pudo, pero al doblar la esquina una patrulla de policía la esperaba. La llevaron a un reformatorio por ser menor, el reformatorio Mayhem, uno de los más conocidos en el mundo. Pensó que sería una pesadilla, pero sin siquiera intentarlo, logró hacer amigos e incluso conocer a su primer amor. Ashley, Becks y Alexander se transformaron en lo mejor que le pasó en su puta vida. Eran un grupo unido, hasta que Alexander fue transferido. Su mundo casi se derrumba, el único hombre al que había amado había desaparecido de su vida. Por poco se rinde, tuvo un intento de suicidio fallido. A pesar de la tristeza, ella jamás volvió a derramar una lágrima por Alexander. Ella tenía que aparentar fortaleza, ella era independiente, a ella no le importaba nadie. Soportó el Reformatorio hasta cumplir la mayoría de edad y fue cuando la liberaron. Para su mala suerte, las gemelas eran menores, por lo que una vez más era Juliette Depardieu contra el mundo.

Decidió volver al apartamento en aquel mugroso barrio, pero sus compañeros ya no estaban allí. Preguntando, le dijeron que a sus amigos los habían metido presos por posesión y tráfico de drogas. Nunca se había sentido tan sola. Además, su adicción seguía tan viva como las primeras semanas y cada vez necesitaba más dosis si no quería morir de abstinencia, como muchas veces había estado a punto de hacer en el reformatorio. Era una suerte que todos sus vecinos estuvieran en el mismo negocio y se encargaran de suministrarle la droga que necesitaba. Pero el dinero escaseaba y ella ya no tenía cómplices para robar, y pronto se vio rogando por más. Ya nadie le daba más sustancias, por lo que comenzó a mutilarse los brazos en busca de un alivio del dolor de la abstinencia. Juliette Depardieu había tocado fondo, y fue cuando recibió esa carta. Esa carta que le cambiaría la vida.


Tu llegada


De rodillas, Juliette rogaba por una más. Una dosis más. Jamás creyó que estaría en esa situación, que tendría que rogarle a alguien. La orgullosa Juliette estaba doblegada a los pies de su dealer en busca de un poco de piedad. Pero lo único que recibió fue un puñetazo en el ojo que terminó por noquearla. Había recibido demasiados golpes ese día. Su ropa estaba manchada en sangre, una simple musculosa blanca y unos jeans viejos y raídos. Despertó horas más tarde en ese sucio estacionamiento en el que ya nadie dejaba autos pues era claro que serían robados. Las vendas de sus manos y sus brazos estaban también ensangrentadas, las heridas se habían abierto y ahora volvían a sangrar. Se levantó temblando del piso y salió a la luz de la calle. La gente la miraba como si fuera un bicho extraño, y tal vez lo era. Examinó su aspecto en la vidriera de una tienda y quiso llorar. ¿Había alguien más patético que ella en ese momento? No, claro que no, había tocado el fondo y ya no sabía cómo subir.

Caminó arrastrando su cansado y golpeado cuerpo hasta el apartamento que ocupaba ilegalmente y al llegar se tiró en el raído colchón, dispuesta a dormir y nunca despertar. Pero en cuanto se tiró sobre el colchón, un papel rebotó y saltó unos centímetros en el aire. Frunció el ceño, de seguro era una amenaza. Tomó el sobre, el cual tenía su nombre escrito con impecable caligrafía, y lo abrió. Leyó la nota, "¿quieres empezar de nuevo?" y la respuesta instantánea fue 'sí'. Examinó el boleto, nunca había oído hablar de ese tren o de esa estación pero, ¿qué más le daba? Ya no tenía nada que perder.

Medianoche llegó más rápido de lo que ella esperaba y ella estaba lista. Llevaba un bolso con la poca ropa que tenía, una navaja pequeña para cortarse y otra grande para defenderse y su guitarra acústica, la cual había conseguido luego de dormir con el dueño de una tienda de música. Se dirigió a la estación a pie, no era lejos al parecer y al llegar, se sorprendió de que estuviera vacía. Pero no le importó, mejor para ella. Se subió al tren sin pasajeros ni conductor, ¿qué mierda estaba haciendo? ¿En donde mierda se estaba metiendo? Ya no importaba, porque las puertas del tren se habían cerrado y había comenzado a andar. Miró por la ventana, pero no vio más que oscuridad. Durante el viaje, se encargó de recorrer cada vagón de ese tren. Nadie, no había absolutamente nadie. ¿Qué rayos estaba sucediendo? No entendía, pero, ¿quería entender? Decidió que lo mejor sería dejarse llevar. Y justo en ese momento el tren se detuvo. Fue a buscar sus cosas y, junto a ellas, encontró otra carta. Esta contenía una llave y otra nota, ¿su última oportunidad? Más bien su única oportunidad. Las puertas se abrieron y se encontró con una ciudad completamente desierta. Y en cuanto puso un pie fuera del tren, se arrepintió. ¿Qué estaba buscando? ¿Una nueva vida? Ella ya no tenía chances en la vida, y se había acostumbrado a eso. No sabía dónde estaba, no sabía por qué estaba allí, ¡mierda, ni siquiera sabía de dónde había salido ese tren! Ella no quería otra oportunidad. Se volteó para volver al tren, pero ya había desaparecido. ¿En qué se había metido?


Otros Datos:


  • Gustos: En gustos, Juliette es una chica muy básica. La música, especialmente el punk rock, le apasiona. Aunque muchos no lo crean, adora la filosofía y la literatura. Adora leer y dibujar, es muy buena en ello. Otro de sus gustos es molestar al resto de las personas cuando se aburre, le divierte de sobremanera. Las drogas, por supuesto, junto al alcohol. Nunca se pierde una buena fiesta. Le encanta ganar una discusión y le fascina la naturaleza, especialmente los animales.
  • Disgustos: Odia con todo ser a la sociedad actual, a los elitistas, los hipócritas, los falsos y los mentirosos. No los soporta. La superficialidad y la ignorancia son cosas que no está dispuesta a tolerar. Odia la carne y el maltrato animal, cree que los animales son mucho mejor que los humanos.
  • Manías: Se muerde el labio inferior cuando algo le gusta o le pone nerviosa. Mueve la pierna izquierda constantemente cuando está inquieta o ansiosa. Juega con un mechón de cabello cuando está distraída.
  • Otros: Intenta ocultarlo, pero es una gran escritora. Escribe todo tipo de historias, poemas y canciones en secreto. Le obsesionan las Riot Grrls. Tiene un fetiche con la sangre. Su banda preferida es The Distillers.



_________________

rumor has it she's a mess
avatar
Juliette Depardieu
Admin

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 30/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.