Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 43 el Sáb Abr 15, 2017 4:58 pm.
Últimos temas
» FOro NUEVO ONCE UPON A TIME CURSE MAGIC
Sáb Feb 22, 2014 7:16 am por Invitado

» Promoción tumblr (normal). Creeper of clovers academy.
Vie Jul 12, 2013 4:46 am por Invitado

» Furia de Héroes, Afiliación élite
Sáb Jun 22, 2013 11:18 am por Invitado

» The Awakening {Af. Élite}
Jue Jun 06, 2013 7:53 am por Invitado

» Always-Rpg {Afiliación Elite}
Dom Mayo 26, 2013 6:03 am por Invitado

» Is time for Oxford[+18]- Foro NUEVO.. Se necesitan Cannos- Normal
Sáb Mayo 25, 2013 9:46 pm por Invitado

» Foro RPG Crossover Naruto/Inuyasha {afiliación normal} cambios generales
Lun Mayo 13, 2013 5:53 pm por Invitado

» El mar está hecho de lágrimas [Soteria & Alex]
Jue Mayo 09, 2013 1:13 am por Alex Maias

» Fairy tales Return (elite)
Sáb Abr 27, 2013 6:14 am por Invitado

Compañeros
Hermanos
7th & Spring

élite
Fruit of the poisonous treePhotobucketBleach Legend StoryRol Pretty Little LiarsFatefulPhotobucketthe game is onAnother PragaImage and video hosting by TinyPicEscrituras ModernasThis is the RequiemHogwarts 3rd GeneraciónLes MiserablesPhotobucketForo de rol Magonia
El diseño y la historia le pertenecen a Juliette Depardieu. Cualquier copia sin autorización será reportada a ForoActivo. Le agradecemos a Grinch7 de DeviantArt por las imágenes. También a SourceCode y a A Thousand Fireflies.

Licencia de Creative Commons
Runaway Train by Juliette Depardieu is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License

Tied together in nowhere [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tied together in nowhere [Libre]

Mensaje por Odette M. Corccione el Dom Feb 03, 2013 10:09 am

Runaway City, un par de semanas luego de la llegada.

Una ciudad desconocida, con personas que nunca en su vida había visto antes. No parecían haber autoridades, nadie que controlara lo que pasaba. Ni comerciantes, ni policías. Tomabas lo que quisieras de la tienda y al poco tiempo estaba como nueva, como si duendes recorrieran el local durante la noche y lo surtieran. Al menos eso era lo que Odette quería creer, se negaba a dejar que su imaginación pensara en posibilidades más aterradoras.

Los primeros días se rehusó a salir de una de las edificaciones que encontró al salir del tren, pero luego el hambre fue mayor que el terror. Fue descubriendo lentamente todo lo que poseía lo que parecía ser su nuevo hogar, incluso tenía una habitación en uno de los edificios que rondaban la ciudad. Había encontrado ropa en perfectas condiciones en una de las esquinas, por lo que podría decir que no le hacía falta nada. Incluso había visto a algunos con drogas, ni idea de donde las habían sacado. Pero ella se cuidaba de no toparse con ninguna, ni siquiera pensar en ellas. Se lo había prometido a su madre y hermana, aunque ellas ya no estuvieran cerca para monitorear sus avances.

Suspiró mientras recorría el parque a mitad de la noche. Lo había visto en la mañana, en lo que buscaba que hacer. Quería visitarlo de noche, montarse en el columpio y observar la noche estrellada. No tenía nada mejor que hacer, y no creía que tuviera algo que temer en una ciudad donde solo había visto unas cinco personas a lo lejos.

Se sentó en el juego y sintió las corrientes de viento frío alrededor suyo. ¿Qué estaría haciendo su madre? ¿Usando el poco dinero que quedaba en encontrarla? Una oleada de pánico la recorrió al pensar que podría incluso estar buscando a Kris. Pero debía ser positiva. Lamentaba estar haciéndola sufrir, pero sabía que Camille era una mujer objetiva. O al menos eso quería creer con desesperación.

Se balanceo lentamente en el asiento del columpio, su largo cabello naranja moviéndose al compás. ¿Qué significaba su presencia en esa ciudad? ¿O las otras personas con las que no había dirigido una sola palabra? Sabía que compartía habitación por las tres camas, las otras dos que aparecían sin arreglar de vez en cuando. Ella se encargaba de mantenerlo todo organizado, pero en el poco tiempo que llevaba allí no sabía de quienes se trataba — ¿Qué será esta ciudad…? — Se pregunto, escrutando el silencio de la noche.
avatar
Odette M. Corccione

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 02/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tied together in nowhere [Libre]

Mensaje por Axel E. Schniepp el Dom Feb 03, 2013 12:45 pm

Axel se llevó el cigarro a la boca, exhalando el humo y reteniéndolo unos segundos, para luego expulsarlo en un suspiro resignado fijando la mirada a las miles de estrellas que brillaban encima de su cabeza, burlándose de él. Todo el mundo veía a los luminosos astros, y todo el mundo los amaba. Pero nadie parecía reparar en el vacío del universo, infinito, oscuro y mucho más abundante. Así se sentía él, como el vacío, olvidado por todos. Y encima ahora se tenía que joder y convivir con los otros vacíos que ahora, como él, habitaban esa ciudad prácticamente abandonada, la escoria de la sociedad. Axel se había fijado en que ninguna de las personas que había visto pululando por ahí parecía mucho más afortunada que él en cuestiones de la vida. Pero se tenía que aguantar, porque había subido en aquel puto tren. Porque este había desaparecido misteriosamente en cuanto se había girado. Porque ya no había posibilidad de retroceder.

Vaya mierda de vida — se quejó en voz baja, antes de dar otra calada al cigarro, casi llegando al filtro. Por suerte, había encontrado tabaco en esa ciudad, así como otros productos de primera necesidad y ropa. Y alcohol, pero no drogas. Y eso empezaba a inquietarlo, porque aunque todavía le quedaba algo de lo que se había llevado, sabía que tarde o temprano se le acabaría. Por eso intentaba remplazar la droga por la nicotina, aunque aún tenía la esperanza de encontrar droga por algún lado. Joder, si incluso tenía un apartamiento, por muy abandonada que pareciera esa ciudad de momento había encontrado de todo; droga también tenía que haber, por cojones, y Axel estaba dispuesto a encontrarla.

Cerró los ojos, cansado de ver el jodido cielo estrellado que incluso en esa ciudad remota tenía que recordarle que había estado a punto de subirse allí arriba, de triunfar y ser conocido, y que todo se había girado en su contra como si todo fuera un puto juego del que había sido expulsado. Podría estar descansando tranquilamente en la habitación que alguien, porque alguien debería estar detrás de eso, riéndose de los amargados que se bajaban del tren, le había asignado. Pero no quería, no se sentía cómodo allí, como tampoco le gustaba la idea de compartir el piso con otras personas. Tenía malas experiencias de compartir cela, no quería ni pensar en eso. Así que poco había pasado por esa habitación, quizás un par de veces, no quería ni dejar sus cosas allí, prefería llevarlo a todos lados consigo. Por eso en aquel momento estaba estirado en aquella repisa del tobogán usando su mochila como almohada y con los pies colgándole hacia fuera. No se estaba muy cómodo, pero eso era lo que menos le importaba. Durante un instante se preguntó irónicamente por qué coño había un parque infantil en esa ciudad, ya que precisamente no es el lugar más adecuado para llevar a los niños a jugar.

El ruido inconfundible de los columpios le sacó de sus pensamientos, aunque no hizo mucho caso. Seguramente era el viento. Pero luego una voz femenina se preguntó, como tantas veces ya se había preguntado él mismo, qué mierdas era esa ciudad, aunque con un poco más de suavidad. Axel no pudo evitar soltar una carcajada amarga. — Esa ciudad es el puto infierno, seguro — dijo sin abrir los ojos, deseando poder mantenerlos cerrados para siempre y desaparecer.
avatar
Axel E. Schniepp

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 01/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tied together in nowhere [Libre]

Mensaje por Odette M. Corccione el Dom Feb 03, 2013 8:09 pm

La curiosidad la carcomía por dentro. Estaba segura, llena de ese extraño optimismo suyo, de que en algún momento los responsables por llevarlos hasta aquella misteriosa ciudad aparecerían y les explicarían. O al menos les dirían que se esperaba de ellos. O podrían decirles cuando tenían permitido volver a casa… Las opciones eran infinitas, y ella no se desanimaba. Extrañaba el aroma dulzón de su madre cuando la abrazaba, o la sonrisa brillante de Emma, que no dejaba que la enfermedad apagase su espíritu. No estaba en esa ciudad por casualidad, debía aprovechar al máximo su estancia.

Mientras seguía perdida en sus pensamientos, tratando de levantarse el ánimo como tantas veces había hecho antes, cuando una voz masculina resonó en la oscuridad. Se detuvo de inmediato, preguntándose de donde venia. Se había cerciorado de que no hubiera nadie, aunque su visión no fuera muy de fiar… Miro con detenimiento el resto de los juegos infantiles que conformaban el centro del parque, que parecían de muy mal gusto en una ciudad melancólica y llena de adolescentes. ¿Acaso estaban sugiriendo algo? Odette deseaba que no fuera lo que estaba pensando. Entonces vio lo que estaba buscando, unas piernas largas sobresaliendo de uno de los toboganes. ¿Había estado ahí todo ese tiempo?

Se puso de pie de un salto y dio los pocos pasos que la separaban del juego donde el hombre que había contestado su pregunta se encontraba. Ladeo el rostro, observando sus extremidades con curiosidad. ¿Lo habría visto antes, aunque fuese solo de lejos? Le emocionaba estar hablando con otro ser humano al fin, sin ningún rastro de temor o recelo en la sonrisa que se dibujo en su rostro.

Tal vez no sea tan malo. En la nota decía que era la última oportunidad. ¿No suena eso prometedor? — De inmediato deseo no haberlo dicho. No se detuvo a pensar en esa persona, en que tal vez el no quería estar allí metido, que quizás tenía algo importante esperándole en donde sea que había estado viviendo hasta hacia unos días. Solía soltar lo primero que le viniese a la mente muy a menudo, lo que le causaba muchos problemas. Culpa de que pensaba demasiado inocentemente. Se mordió el labio con nerviosismo. ¿Y si se lo tomaba mal?
avatar
Odette M. Corccione

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 02/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tied together in nowhere [Libre]

Mensaje por Helena E. McCoy el Mar Feb 05, 2013 9:23 am

Runaway City. Una ciudad bastante bonita para mi comunidad. Dudo como llegué aquí. Realmente estaba totalmente confundida. Ya no sabía nada. Nada de nada...,realmente recordé como llegaba del tren con la "bendita" carta. Algo... que no sabría como explicarlo. Estaba confundida. Pero aún así estaba feliz de llegar a la ciudad de Runaway City. Vi a unos chicos que estaban hablando. Realmente ya me daba cuenta que no era la única que vive aquí. En esta ciudad rara...Pero con una oportunidad muy buena. Ya estaba contenta de empezar todo de nuevo. Dejo las drogas y comienzo por felicidad en Runaway City. Realmente volví a recordar como llegué a Runaway City desde el Runaway Train. Realmente estaba contenta de llegar según mis pensamientos ya que necesitaba a alguien. ¡A alguien!. Vi a ellos. Una era una chica rubia. Según como veía en mis ojos y un chico que creo que estaba haciendo algo bastante raro. Decidí mirarlos un rato hasta poder esperar a verlos. Llegué hacia ellos y comencé a dar una señal de saludos. Ya que en mi ciudad hacía eso con las personas. Como extrañaba a esas personas de mi ex-ciudad. Como recuerdo esa ciudad antigua... la extraño muchísimo por mil. Oh dios mío.

Comencé a saludarlos y llegar al parque central. Logré ver unas cuantas bicicletas y unos juegos. O si estaba imaginándose cosas extrañas en mi tonta cabeza o era real. Ya estaba nerviosa y ansiosa de hablarles al mismo tiempo. — -¡Hola!...soy...Helena — Dije bastante feliz. Con una buena sonrisa amistosa.

OFF:
Odette me gusta tu ortografía :3
avatar
Helena E. McCoy

Mensajes : 24
Fecha de inscripción : 31/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tied together in nowhere [Libre]

Mensaje por Axel E. Schniepp el Miér Feb 06, 2013 6:23 am

No sabía la hora que era, pero tampoco le importaba. Podía pasarse horas y horas tirado en un mismo sitio, lamentándose, que el tiempo se le hacía eterno. Quizás de debería haber hablado. Hubiera sido mejor quedarse callado y esperar a que esa chica lo dejara otra vez solo, pero no había podido reprimir la intervención. Era demasiado irreal, surrealista. ¿Cómo podía ser bueno llegar a una ciudad fantasma, donde solo había cuatro drogadictos acabados, en un tren sin conductor? Axel no sabía si eso era una broma, un sueño o un castigo; solo sabía que hubiera podido rechazarlo, no lo hizo, y ahora tenía que joderse. Y encima aguantar el positivismo de las otras personas, que eran lo bastante ingenuas para creerse que eso era una segunda oportunidad de verdad. Quizás la vida aún no les había dado suficientes hostias.

Dio una última calada al cigarro y lanzó la colilla por encima de su cabeza, aún sin abrir los ojos, dispuesto a responder con alguna grosería, porque ese buen humor lo ponía enfermo, pero otra voz femenina se avanzó... otra voz con un timbre alegre y soñador. Axel expulsó el humo en un bufido molesto, preguntándose porque no se había callado la boca. Quizás esas dos se hubieran ido por donde habían llegado y ahora estaría tranquilo. Otra decisión equivocada, supuso. Abrió los ojos y se incorporó hasta quedar sentado, observando enojado a esas dos chicas con las que sin quererlo había empezado una conversación. No pudo evitar que sus labios formaran una sonrisa irónica; eran muy jóvenes, tan solo dos niñas. Normal que pensaran que todo eso era un regalo, aún les faltaba mucho por vivir. Pronto descubrirían que las cosas buenas nunca llegan porque sí.

Prometedor... — murmuró, sacudiendo la cabeza. — Intenta hacer algo de provecho en esa puta ciudad. No hay nada, ni oportunidades ni forma de regresar. — escupió, sacando al fin lo que se había guardado para él mismo, descargando su rabia contra esas chicas. — Y no me vengas con holas ni mierdas de esas, no estoy de humor. — sentenció el pelinegro, diciendo lo más obvio en voz alta. Resopló y volvió a su posición anterior, de repente mucho más incómoda de lo que era antes, porque notaba esas dos miradas clavadas en él. Deseó que entendieran que su optimismo no era bien recibido y se marcharan a su piso o a cualquier sitio, pero que lo dejaran otra vez solo con sus demonios.
avatar
Axel E. Schniepp

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 01/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tied together in nowhere [Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.